Medidas generales 2015-2019

Modernizamos nuestro programa electoral

En el Partido Popular de Valladolid nos debemos a los compromisos que asumimos hacia los vecinos, y que tienen como objetivo prestar mejores y más modernos servicios públicos a través de las administraciones en las que tenemos la responsabilidad de la acción de gobierno.

Para ello, HEMOS APLICADO las siguientes PROPUESTAS MODERNIZADORAS DEL PROGRAMA ELECTORAL:

  1. Un “programa electoral de compromiso social”, en el que todas las propuestas son vinculantes y adquieren el carácter de contrato suscrito con los ciudadanos, de forma que asumimos el deber político de explicación social en aquellos casos en que concurran nuevas circunstancias que pudieran conllevar excepcionalmente cualquier incumplimiento puntual sobrevenido.
  2. Un “programa electoral claro”, con propuestas redactadas de forma sencilla, con medidas concretas, para que los vecinos puedan conocerlas y exigirnos su cumplimiento.
  3. Un “programa electoral realista”, que contiene propuestas realizables, serias, sensatas, razonadas y socialmente redistributivas, con el objetivo de que en nuestra ciudad el Estado social y democrático de derecho sea sostenible en el tiempo, dentro del marco de la política de la Comunidad de Castilla y León, de España y de la Unión Europea.
  4. Un “programa electoral reformista”, con propuestas modernizadoras, adecuadas a las nuevas necesidades de la sociedad actual, pero siempre en el marco del respeto a nuestros principios esenciales e históricos como Partido de defensa de los derechos de las personas, de las familias, de la maternidad, de la libertad de mercado y de la unidad de España.
  5. Un “programa electoral vivo y actualizable”, y por ello nos comprometemos a que, a través del contacto con las personas y el dialogo con la sociedad civil que los representa -ya sea de forma presencial o a través de los espacios web y las redes sociales se puedan incorporar las nuevas demandas sociales que vayan surgiendo a lo largo del mandato.
  6. Un “programa electoral evaluable”, de manera que los vecinos nos puedan exigir su cumplimiento.
  7. Un “programa electoral medible permanentemente”, y por ello vamos a modificar nuestro Reglamento Orgánico provincial para crear la figura del Valedor del Programa Electoral. El Valedor evaluará anualmente, con total independencia, el grado de cumplimiento del programa electoral, con la necesaria colaboración de las principales administraciones provinciales (Ayuntamiento de Valladolid, Diputación Provincial, Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León y Subdelegación del Gobierno); mantendrá el contacto con los colectivos que nos han trasladado sus propuestas en la fase previa de elaboración de este programa; garantizará a los vecinos la contestación de las quejas que presenten por supuestos incumplimientos del mismo; y efectuará, en su caso, nuevas propuestas para incorporar al mismo como adenda, en función de las nuevas necesidades que puedan surgir o se demanden en este ámbito.

Colocamos a las personas en el centro de todos nuestros esfuerzos

En el Partido Popular de Valladolid nos debemos a las personas y, por ello, somos receptivos a todos aquellos aspectos en que vosotros, nuestros conciudadanos, pensáis que mejoraría nuestro gobierno y la prestación de servicios.

Por ello, NOS COMPROMETEMOS a abordar una REGENERACIÓN DE NUESTRO PROCESO DE ACTUACIÓN, en el marco de autonomía que nos confiere el Reglamento Orgánico nacional y autonómico:

  1. En un “proceso dirigido a incentivar la participación ciudadana”, nos comprometemos a buscar, proponer e implantar las mejores fórmulas o cauces de interlocución con todos los vecinos, sin desechar ningún medio, ya sea presencial o esté amparado en las nuevas tecnologías y las redes sociales.
  2. En un “proceso de modernización”, nos comprometemos a potenciar el diálogo fluido con la sociedad civil, con el conjunto de entidades y asociaciones que canalizan y vertebran las necesidades de los ciudadanos.
  3. En un “proceso de acercar nuestra formación política a la sociedad”, nos comprometemos a que el contacto con los ciudadanos y el dialogo con la sociedad civil que los representa genere un dialogo auténtico, verdadero y fructífero, que sea estable y tenga continuidad a lo largo del mandato, de tal forma que se pueda ir analizando el cumplimiento de los compromisos asumidos.
  4. En un “proceso de fortalecimiento interno”, nos comprometemos a profundizar en el contacto con nuestros afiliados y simpatizantes de forma permanente, ya que son nuestra fuerza y nuestra base; les daremos participación o cuenta, según proceda, de las principales acciones políticas en proyecto o ya emprendidas.
  5. En un “proceso de mejora de la comunicación con los ciudadanos”, nos comprometemos a mejorar la estrategia y los sistemas de comunicación hacia la sociedad de las acciones políticas emprendidas, especialmente en su transmisión a los medios de comunicación social, poniendo en valor todas aquellas medidas que realizamos -tanto como Partido como por ser agentes de la acción de gobierno en la Administración municipal-, que son muchas y de gran importancia o relevancia.
  6. En un “proceso de cercanía y participación”, y dado que los ciudadanos y las familias han pasado y están pasando una etapa social y económicamente muy dura, nos comprometemos a que nuestros representantes políticos locales siempre, pero hoy más que nunca, actúen con más cercanía, entendimiento y comprensión hacia las personas y familias, ofreciéndoles un tratamiento individualizado a sus problemas, en reuniones programadas y con una periodicidad establecida, en lugares accesibles y cercanos a nuestros Ayuntamientos.
  7. En un “proceso de responsabilidad”, nos comprometemos a que los órganos internos competentes del Partido Popular de Valladolid actuarán con la máxima prontitud, objetividad y rigor, aplicando los estatutos orgánicos del Partido en el caso de detectar cualquier conducta reprochable de alguno de nuestros representantes políticos, demostrando con ello a la sociedad vallisoletana que estamos ante un Partido que tiene como única vocación la búsqueda del bienestar del ciudadano.
  8. En un “proceso de regeneración”, nos comprometemos a que ningún representante político pueda invocar ni hacer uso de su condición en el ejercicio de cualquier actividad mercantil, industrial o profesional, debiendo observar en todo momento las normas sobre incompatibilidades y el deber de abstención, demostrando con ello a la sociedad vallisoletana que estamos ante un Partido que tiene como única vocación el servicio público.
  9. En un “proceso de lucha contra la corrupción”, nos comprometemos a apoyar las reformas procesales necesarias para adelantar cuanto antes la celebración del juicio oral de los delitos, y especialmente acordar la recuperación de las cantidades sustraídas y la gestión inmediata de los bienes decomisados, para que la sociedad pueda resarcirse del daño que haya podido sufrir.
  10. En un “proceso de dignificación de los servidores públicos”, nos comprometemos a apoyar todas aquellas acciones y a la adopción de todas aquellas medidas que defiendan la independencia y profesionalidad de los empleados públicos, dentro de una política comprometida con la transparencia y la lucha contra la corrupción, demostrando a la sociedad que la ausencia de escrúpulos de alguno no puede perjudicar el esfuerzo y el rigor de todos los servidores públicos.
  11. En un “proceso de mejora del nivel de transparencia”, nos comprometemos a la ampliación y actualización constante de la publicación de los datos municipales que más interesan a los ciudadanos, como las subvenciones o fondos recibidos, los procedimientos de contratación o el coste efectivo y la calidad de los servicios.
  12. En un “proceso de garantía de buena gestión pública”, nos comprometemos a rendir cuentas al final del mandato, después de haberse aprobado el último presupuesto, reflejando el análisis y balance pormenorizado de la situación económica en el Ayuntamiento de Valladolid, y con exposición pública en la WEB municipal, para general conocimiento de los vecinos.
  13. En un “proceso de garantía de espíritu de consenso”, nos comprometemos a atender las demandas ciudadanas que resulten compatibles con una buena gestión de los servicios y políticas municipales, y a promover y apoyar los pactos necesarios para garantizar su mantenimiento y estabilidad.