SALVEMOS A LAS DELICIAS DE SU AISLAMIENTO

Por José Antonio Martínez Bermejo, presidente del grupo municipal Popular del Ayuntamiento de Valladolid.

El Alcalde de Valladolid Oscar Puente ha anunciado que el proyecto de soterramiento que más le gusta es el que deja la estación de trenes en superficie y realiza dos pequeños tramos bajo tierra mediante el sistema de muros pantalla. Personalmente considero que es una opción errónea.

Dejar la Estación de RENFE en superficie significa que el barrio de las Delicias va a seguir quedando incomunicado por las vías del tren. Incluso zonas colindantes de los barrios adyacentes de Pajarillos y la zona Sur pueden quedar incomunicados dado que la pendiente de ese subir y bajar cual montaña rusa necesita no menos de 400 metros de vías inclinadas, subiendo y bajando.

Además, su realización mediante el sistema de muro pantalla hace que su factura se asemeje a una mina a cielo abierto. Grandes excavadoras removiendo tierra, decenas de camiones entrando y saliendo cargados de tierra, y grandes máquinas volviendo a cubrir la trinchera. Es decir, meses y más meses la atmósfera de Valladolid cubierta de sucio polvo. Meses y más meses las casas colindantes en una distancia de 500 metros en línea recta, llenitas de polvo y más polvo. Vamos, que no vamos ganar para liquido limpia ventanas y quien saque la ropa a secarse al sol, le vendría mejor usar una tintorería.

No soterrar ese tramo además es perder dinero. Quedarían vías en superficie en los terrenos que más fácil se podrían vender para sufragar parte de los costes de la operación ferroviaria. No lo entiendo.

No soterrar la estación es discriminar a las vecinas y vecinos de este barrio. ¿Qué le han hecho los vecinos de Las Delicias al Sr. Puente para que les castigue así?

En el Partido Popular creemos que el soterramiento debe ser integral, es decir, en todo su trazado urbano y con tuneladora. No aprovechar este momento histórico sería un error histórico también. Y una discriminación a unos vecinos que merecen ser tratados como todo hijo de vecino de otras partes de la ciudad. Creo que los niños de Las Delicias en un futuro próximo deben poder jugar con los niños de la zona de la Estación sin tener que cruzar una vía, que se merecen llegar al Campo Grande sin túneles o pasarelas.

Por eso, salvemos a Las Delicias de su aislamiento y como he oído decir a vecinos muchas veces: “qué carajo, la vía por debajo”.