PÁDEL

Por Mayte Martínez, concejala del grupo municipal Popular del Ayuntamiento de Valladolid.

Desde hace unos años, el pádel es un deporte de moda altamente demandado. En España es practicado por unos 4 millones de aficionados. ¿Quién de nosotros no conoce a algún familiar, amigo o vecino que lo practique? Puede que hasta muchos de nosotros lo juguemos.

El éxito del pádel radica en varios factores: es un deporte fácil de jugar (a nivel popular) con un importante componente social y relacional, puede ser practicado por cualquier persona independientemente de su estado físico o edad (beneficios físicos, psicológicos y sociales) y su precio es accesible (contrariamente a gente que lo considera elitista).

España cuenta con los mejores torneos de pádel del mundo. Grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Málaga, Marbella, Valencia o Gijón han acogido pruebas del WORLD PADEL TOUR, único circuito profesional que reúne a los mejores jugadores de esta especialidad deportiva a nivel mundial. Durante su mandato, el Grupo Municipal Popular de Valladolid fue consciente de esta gran relevancia deportiva, turística y económica para la ciudad y lo apoyó sin ningún género de duda durante ocho ediciones.

Por si acaso alguno de los lectores lo desconoce, aportaré unos breves datos de la edición del 2015 para comprender la relevancia de este acontecimiento para nuestra ciudad:

  • Casi 14.000 espectadores (48% de fuera de Valladolid y provincia).
  • 100% de ocupación hotelera de jueves a domingo.
  • Inversiones en empleo directo y subcontratas locales: 229.900 €.
  • Gran repercusión en medios de prensa, radio, televisión e internet a nivel local, nacional e internacional.

Todos estos datos se resumen en una sola cifra: 1.169.000 € que esta competición retornó a la economía de nuestra ciudad en 2015 en una sola semana. Ojala todos los eventos organizados en la ciudad tuvieran tanto retorno con tan poco gasto público.

El nuevo equipo de gobierno discrepaba de la conveniencia o no de volver a acoger este evento para Valladolid. El concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, estaba absolutamente en contra de que esta competición se celebrase en nuestra Plaza Mayor. El grupo municipal Popular siempre ha defendido que el lugar idóneo para celebrar este torneo es la Plaza Mayor porque entendemos que debe pesar más la repercusión económica y turística del torneo, su transcendencia mediática, el poner a Valladolid en el punto de mira de miles de personas, la escasa aportación para las arcas municipales que el protocolo de usos de la Plaza Mayor defendido por VTLP y SIVA. Por supuesto que somos conscientes de que es el espacio público por antonomasia de todos los vallisoletanos y hay que regular su uso, pero consideramos que para este evento por ubicación, dimensión, accesibilidad, centralidad, estética y punto neurálgico de la ciudad, es el lugar idóneo para celebrar la competición.

La peculiaridad y singularidad de este torneo que lo hace tan atractivo, reside no sólo en la calidad de los deportistas participantes, sino en el entorno en el que se desarrolla. La gente identifica el WPT de Valladolid con la Plaza Mayor. Cambiarlo de sitio podría generar dudas e incertidumbre, y más cuando hay más ciudades deseosas de poder organizar este evento.

Todo ello nos llevó a presentar una moción el pasado pleno de febrero pidiendo el apoyo de todos los grupos políticos comprometiéndonos a apoyar y blindar esta cita por las grandes consecuencias positivas que tiene para nuestra ciudad. Sorprendentemente esta moción no fue apoyada por los 3 grupos que conforman la Junta de Gobierno Municipal.

Tres días después de presentar a los medios de comunicación la moción que íbamos a llevar al pleno, sorprendentemente el Alcalde convocó una rueda de prensa confirmando la celebración del evento en la Plaza Mayor, pillando incluso por sorpresa a sus socios de gobierno, de su decisión personal de acoger este evento para 2016.

Nos alegramos enormemente de su postura tan acertada para la economía de nuestra ciudad pero lo que no entendemos, y creo que la mayoría de vallisoletanos tampoco, es la incoherencia planteada al votarnos en contra la moción presentada en el Pleno, órgano de mayor representación de un Ayuntamiento.

Esperemos por el bien de nuestros vecinos, comerciantes, hoteleros y hosteleros entre otros, que este torneo no se pierda para futuras ediciones y pase a engrosar la lista de eventos relevantes perdidos en Valladolid…, cruzaremos los dedos.