CADA FAMILIA DE LAS DELICIAS PAGARÁ DE MEDIA 1.000 EUROS POR SEGUIR PASANDO POR LOS TÚNELES

CADA FAMILIA DE LAS DELICIAS PAGARÁ DE MEDIA 1.000 EUROS POR SEGUIR PASANDO POR LOS TÚNELES. Artículo de opinión. Por Antonio Martínez Bermejo, Concejal-Portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Valladolid.

Por Antonio Marínez Bermejo, portavoz del grupo municipal Popular en el Ayuntamiento de Valladolid.

A finales del mes de agosto, el Boletín Oficial del Estado anunció la contratación de las obras del soterramiento de Murcia. Gracias al interés constante de los vecinos y al decidido empuje y negociación del Ayuntamiento de esa ciudad, gobernado por el Partido Popular, la ciudad va a disponer del soterramiento de las vías y de la Estación de trenes. Total cerca de 7 kilómetros de vías soterradas, tanto las de Alta Velocidad como las convencionales y las de mercancías. Un éxito de todos que cambiará el futuro de la ciudad de Murcia. Y se hará aportando el ayuntamiento 27 millones de euros, lo que supone unos 61 euros por murciano. Magnífica gestión del asunto y magnífico acuerdo, muy beneficioso para los vecinos de la ciudad del río Segura.

En Valladolid, nuestro Ayuntamiento, liderado por Puente y Saravia, acordó hace un año, que del dinero de los vallisoletanos se pagasen casi 75 millones de euros para arreglar los túneles y pasarelas. En definitiva, para abandonar el proyecto de ciudad con el que todos los vecinos soñábamos: el soterramiento. Y junto a ese pago se comprometió a otras cosas que pueden hacerlo más caro todavía.

Hagamos el cálculo. Sólo con el dinero cercano a los 75 millones acordados para túneles y pasarelas, cada vecino va a poner 250 euros de su bolsillo para pasar la vía por debajo o por encima. Si cogemos el ejemplo de una familia de 4 miembros, cada familia va a poner de su bolsillo una media de 1.000 euros para que sus hijos pasen peligro al volver a casa por peligrosos túneles o los abuelos no puedan cruzar por las elevadas rampas de las incomodas pasarelas.

Cada familia pondrá de media 1.000 euros de su bolsillo para abandonar el siglo XXI y volver a los riesgos e incomodidades del siglo XIX. ¿Acaso alguna madre o algún padre quieren que sus hijos pasen por los túneles? Estoy convencido de que no es así. ¿Acaso no preferiríamos poner de media familiar 250 euros, la cuarta parte que en Valladolid, y conseguir el soterramiento? Por supuesto que lo preferimos. Y entonces ¿Por qué algunos se empeñan en hacernos creer que la mejor solución posible es que las personas pasen por debajo y el tren pase por encima?

Evidentemente, los vecinos de Las Delicias, como los del resto de Valladolid, se merecen un gobierno mejor. Un gobierno que pelee por el interés general de sus vecinos en lugar de preocuparse de fotos, fiestas y otras monsergas. Se merecen que se haga el soterramiento que beneficie el barrio y la ciudad entera, en lugar de preocuparse de dar miles de metros de edificabilidad de lujo a empresas de Madrid para proyectos erróneos. Los vecinos se merecen un cambio, la llegada de un gobierno municipal cargado de ilusión y de sentido común.

En el Partido Popular en el Ayuntamiento de Valladolid siempre hemos creído y hemos defendido el proyecto de soterramiento. Somos los únicos que hemos mantenido vivo ese proyecto en su integridad. Y seguiremos haciéndolo. Por eso, en el pasado Pleno propusimos que se anulase el convenio de túneles y pasarelas por ser nocivo a los vecinos de Las Delicias y del resto de barrios de la ciudad y pedimos que se negocie un nuevo convenio del estilo del de Murcia. El tripartito de Puente, Saravia y Chavez lo rechazó con su habitual rodillo parlamentario, que cual caballo de Atila por donde pasa no deja crecer la hierba. Perdón, corrijo. Las malas hierbas sí crecen. La ciudad está llena de ellas y algunas, por su antigüedad, ya casi forman parte de nuestras familias.

Otro barrio de Las Delicias es posible. Un barrio con ilusión por el futuro y la vía soterrada. Ese es nuestro propósito desde el Partido Popular.