TARIFAZO EN AUVASA

Por Borja García Carvajal, Concejal del Ayuntamiento de Valladolid

Como dijo Abraham Lincoln “Podrás engañar a todos durante algún tiempo; podrás engañar a alguien siempre; pero no podrás engañar siempre a todos”. Ésta es, sin lugar a dudas, una gran verdad sobre la mentira y por mucho que todos conozcamos la realidad, hay algunos que insisten en intentar engañar a los vecinos de Valladolid con cada actuación que llevan a cabo sin darse cuenta que la mentira tiene las patas muy cortas. Decía el escritor Jean Cocteau que “Un vaso medio vacío de vino es también uno medio lleno, pero una mentira a medias, de ningún modo es una media verdad”. La reciente aprobación de las nuevas tarifas es una aliteración de medias verdades.

Vayamos al origen del gobierno tripartito. Su medida estrella fue la eliminación de la tasa de basuras. Ya lo advertimos en su día, lo que el ayuntamiento con una mano les estaba dando a los vecinos se lo estaba quitando con la otra. Lo empezamos a ver con la subida del IBI y la subida por ende de las plusvalías del ejercicio pasado. Lo hemos visto con las subidas del IAE y de nuevo del IBI este año. También lo vamos a ver con las subidas de todos los títulos tarifarios de AUVASA y con la próxima subida, tiempo al tiempo, del precio del agua en nuestra ciudad. En definitiva y como suele decir José Mota, Las gallinas que entran por las que salen.

Centrándonos en AUVASA, el tripartito ha aprobado unas tarifas elevadas, poco atractivas e injustas. Elevadas porque suponen una subida de todas las tarifas, tanto los billetes ordinarios como los bonos. Las subidas van desde el 7% del bono ordinario a cerca del 14% del bonobús joven. Dice el concejal de movilidad que “a los vallisoletanos no les va a costar más esta reforma, le va a costar al ayuntamiento”. Pero ¿quién es el ayuntamiento? ¿Acaso tiene dinero propio o no es más que la suma del dinero que aportamos los vallisoletanos?

Las tarifas, son además poco atractivas para lograr que los usuarios habituales del vehículo privado decidan dejarlo en pro del autobús urbano. Los nuevos precios están orientados a los usuarios ya existentes, pero el tripartito renuncia a buscar nuevos usuarios. Nuestros jóvenes, por ejemplo, van a tener un precio superior que los madrileños, con el agravante de que ellos además del bus incluyen el metro. El Grupo Popular propuso la creación de una tarifa combinada de bus-bici, pero el tripartito ha decidido no ponerla en marcha simplemente porque no se les ocurrió a ellos antes.

Por último, las nuevas tarifas son absolutamente injustas. Un vallisoletano va a pagar por usar la tarifa plana de AUVASA 38 € al mes si es mayor de 26 años y 22 € si es menor, frente a los 17 € que va a pagar por el mismo servicio el vecino del alfoz. ¿Por qué se premia al vecino del alfoz frente al empadronado en Valladolid? ¿No sería más justo que todos paguemos lo mismo por el mismo servicio? Del bolsillo del vecino del Alfoz salen 59 €, 42 de ellos para las compañías privadas de transporte metropolitano, pero AUVASA sólo recibe 17 €, mientras que del vecino de Valladolid salen 38/22 € los cuales van íntegros a la empresa de transporte municipal.

Dicen que bajan los impuestos, pero luego suben otros. Dicen que los vecinos del alfoz van a pagar más por la tarifa plana de AUVASA, pero todos vemos que van a pagar menos. Dicen que los vallisoletanos van a pagar menos con estas nuevas tarifas, pero suben todos los precios. Dicen que quien va a pagar más es el ayuntamiento, pero la gente que no es tonta y sabe que el dinero del ayuntamiento es el de todos. Dicen, en definitiva, un montón de verdades a medias, pero todos sabemos que esas medias verdades son una completa mentira. Aunque se empeñen, no se puede engañar siempre a todo el mundo.