TASA DE BASURAS: HISTORIA DE UNA DOBLE MENTIRA

Jesús Enríquez Tauler. Concejal del PP del Ayuntamiento de ValladolidLa justicia ha sentenciado: La tasa de basuras es absolutamente legal y nunca ha estado incluida en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), en nuestra ciudad.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJ), ha desacreditado a los colectivos y formaciones políticas, que mantenían que los vallisoletanos pagábamos dos veces las basuras y, con su sentencia, da la razón al anterior alcalde.

Queda pues demostrado que no ha habido ni hay “retasa”, como denunciaban la Federación de Asociaciones de Vecinos Antonio Machado, el PSOE e IU en el ayuntamiento de la capital (entre otros).

Lo que sí que ha habido es una doble mentira a los ciudadanos, o si lo prefieren una “rementira”. La primera se remonta a los años ochenta cuando los socialistas subieron como nunca el IBI (entonces la Contribución), con la excusa de quitar la tasa de basuras, y la segunda cuando se ha vuelto a poner, diciendo que ya se pagaba dentro de él.

Este engaño sirvió a los socialistas para incrementar la recaudación muy por encima de lo que sumaban la contribución y las basuras entonces y para atacar, hasta ahora, al anterior gobierno de la ciudad, con fines electoralistas.

Los datos oficiales de las cuentas del ayuntamiento no dejan lugar a la duda. En 1983, se recaudaron 324 millones de pesetas por la Contribución Territorial Urbana y en 1984 más de 1.000 millones.

Otra prueba más de esta “rementira”, es que el nuevo alcalde, que hablaba de “retasa” cuando estaba en la oposición, a los pocos días de ocupar la alcaldía se ha apresurado a anunciar que no va a devolver ni un céntimo a los contribuyentes, antes de conocer esta sentencia, lo que demuestra que sabía que la tasa de basuras es absolutamente legal.

El debate debe centrarse en si es bueno que los ciudadanos paguemos por los servicios que recibimos o no. Si el coste de esos servicios está justificado, y cómo han de repartirse esos costes entre los ciudadanos con arreglo a su capacidad económica.

En Valladolid disfrutamos de un buen servicio de limpieza, que este año nos costará 21,5 millones de euros incluida la limpieza viaria, la recogida de residuos y su tratamiento. La actual tasa de basuras no cubre tan siquiera la mitad de ese presupuesto anual.

Lo que está claro es que si se suprime la tasa de basuras habrá menos dinero para atender la ciudad, y obligará a quitarlo de otras cosas para financiar la recogida de residuos, salvo que se generen nuevos ingresos.

Se podrá discutir si se quita o no se quita la tasa de basuras pero nadie podrá discutir ya sobre su legalidad.

Valladolid, julio de 2015.-

Jesús Enríquez Tauler.

Portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Valladolid.

Categoría Global: