MANIFIESTO POR LA DEFENSA DEL PROYECTO INTEGRAL DE SOTERRAMIENTO DE LAS VÍAS DEL TREN A SU PASO POR VALLADOLID

El ferrocarril se concibió para unir personas en lugar de separarlas; para reducir distancias, acortar trayectos y facilitar el intercambio, en lugar de formar barreras indeseables. El tren y sus infraestructuras en Valladolid han servido, a lo largo de los dos siglos anteriores, como medio de desarrollo, de promoción de proyectos vitales y de acercamiento. Pero también se ha convertido en una frontera artificial que ha distanciado a los vecinos que residen en distintos barrios y lugares de la ciudad. Por eso, soterrar la vía en todo su trayecto urbano debe ser un proyecto esencial e irrenunciable para Valladolid.

Todos somos conscientes que no es sencillo. Es, seguramente, el reto más complejo que debemos afrontar entre todos, al que hay que buscarle soluciones en lugar de trabas. Es mucho lo que se ha avanzado hasta llegar hasta aquí. Integraciones, rondas y talleres han sido pasos previos que han acercado la solución final que todos queremos: soterrar la vía en el trazado urbano.

Los próximos días son decisivos para la continuidad o no del proyecto. Por eso instamos a las Administraciones públicas implicadas a que lleguen a acuerdos, a que eviten las distancias y busquen fórmulas de acercamiento que aporten soluciones para continuar con el proyecto de soterramiento, que sigue siendo viable. De manera especial, les pedimos a los representantes municipales de Valladolid en los órganos e instituciones competentes, que defiendan la culminación del proyecto proponiendo nuevos plazos y medidas, que garanticen a los vecinos que, algún día, lo más pronto posible, puedan cruzar la ciudad sin la frontera del tren, fusionando barrios, dibujando un futuro cargado de libertad e igualdad de movimientos.

Es hora de unir, definitivamente, esas dos ciudades separadas por el tren y de aprovechar el desarrollo económico y la creación de empleo, que traerá la culminación del soterramiento. Porque la infancia de uno y otro lado de la vía puedan conocerse y jugar libremente y sin limitación, ha llegado el momento de trabajar todos juntos, sin matices políticos que nos distancien, en favor de este proyecto común, esencial para nuestro municipio. Por un Valladolid sin barreras físicas que posibilite que no existan trabas intelectuales, sociales o culturales y en el que se mejore la convivencia. Que el sueño de eliminar las vías del tren sea una realidad en un futuro mejor para todos.

¡DEFENDAMOS EL SOTERRAMIENTO!

Grupo Municipal Popular - Ayuntamiento de Valladolid

Valladolid, 27 de septiembre de 2016.

 

Categoría Global: