INTERVENCIÓN DE ANTONIO MARTÍNEZ BERMEJO EN LA APROBACIÓN INICIAL DE PGOU (PLENO EXTRAORDINARIO 24-7-2017)

APROBACIÓN INICIAL DEL PGOU DE VALLADOLID

(PLENO EXTRAORDINARIO - 24 DE JULIO DE 2017)

PRIMERA INTERVENCIÓN

Buenos días:

Nos reúne hoy en este pleno extraordinario, la propuesta de aprobación inicial del Plan General de Ordenación Urbana. Una revisión del vigente Plan General del año 2004, que se cimenta sobre la revisión iniciada por el gobierno del PP en el año 2012, cuya aprobación inicial ya se produjo en el Pleno de 25 de febrero de 2015 y que el gobierno tripartito actual decidió anular el 1 de marzo de 2016, sin importarle los costes ocasionados y el tiempo perdido.

Aunque decidieron ustedes reiniciar todo el proceso, siguieron contando con el apoyo técnico de la empresa contratada por el gobierno anterior. Con la lógica colaboración de los técnicos del Área de Urbanismo, hoy elevan, POR FIN, a este pleno para su aprobación inicial, 2 años y 6 meses después de la primera aprobación inicial.

Nobleza obliga. Aunque no estemos de acuerdo con gran parte de su contenido es de justicia reconocer y felicitar a los que a lo largo de estos dos años llevan trabajando en el proyecto. Vaya desde aquí el reconocimiento del esfuerzo realizado.

Señor Saravia, me dirijo a usted como glosador poético de esos más de 1.800 documentos, recogidos en más de 2.500 folios, de los que nos hicieron participes a los grupos de la Oposición hace poco más de una semana. Como lleva usted más de 700 días en esta labor, a usted le resultó fácil desgranar las que considera virtudes del proyecto en un estilo cargado de referencias a la épica griega y bautizando los proyectos con nombres repletos de romanticismo. Comprenda que, los que hemos tenido 100 veces menos de tiempo para su análisis, tengamos que utilizar un estilo más prosaico.

Debo reconocerle señor Saravia, que hay cosas buenas en el proyecto que nos presentan. Sin embargo, la concreción del debate, desafortunadamente no me permite extenderme en su enumeración. Le reconozco su trabajo. Del mismo modo que identifico el estilo que marca con su ideología y que traslada al futuro de la ciudad, aunque evidentemente, su ideología política y el futuro que quiere para Valladolid no puedo compartirlos. El pasado jueves usted habló de la TRECENA. Si me permite, yo le voy a hablar también de una TRECENA DE RAZONES que nos impiden apoyar su proyecto, aunque podría haber muchas más.

1º.- UN PROYECTO CON GRAN RETRASO: Usted manifestó reiteradas veces que este acto de aprobación inicial se iba a producir en abril de 2016. Casi año y medio después asistimos a una de sus habilidades más recurrentes, la de fallar en las previsiones de plazos. Un retraso que, aplicado a la suspensión de licencias, llega en un momento en el que la actividad económica parecía que repuntaba y le afecta.

2º.- CON MÁS BUROCRACIA Y MÁS IMPUESTOS: Formalmente, señor Saravia, han configurado ustedes un elefante normativo que va a poner las cosas más complicadas a la gestión urbanística. Con 501 artículos, la norma que propone es un

10% más extensa que la anterior. Nos lleva hacia un urbanismo menos flexible y más controlado por la Administración. Aumentan los supuestos en que hay que pedir licencia, con 5 nuevos supuestos, que traen más cargas burocráticas e impuestos a los ciudadanos. Y algunos expedientes urbanísticos, como los Proyectos de Actuación o los Proyectos de Urbanización, aumentan los documentos que exigen hasta el 50% y una garantía de depósito más cara, que pasa del 6% al 10%. Las licencias de obra y de edificios catalogados pasan de 6 a 13 trámites. En definitiva, aunque se podrían poner muchos más ejemplos, una gestión urbanística mucho más compleja y que pretende recaudar más de los vecinos.

3º.- QUE RURALIZA A VALLADOLID: Señor Saravia, aumenta usted la dotación de suelo rústico en Valladolid, un 23%, que pasa de 112,7 millones de metros cuadrados a 137,7 millones de metros cuadrados. Aunque puede que sea bien intencionado, nos surgen ciertas preguntas al respecto. ¿Ésta retirada de suelo urbanizable para convertirlo en rústico es lo que corresponde a una ciudad como Valladolid, la capital de Castilla y León? ¿Perdemos oportunidades de atracción productiva o de retorno de los vecinos que se fueron al alfoz? ¿Es el movimiento lógico cuando muchos municipios del área metropolitana aumentan su superficie residencial quitándole vecinos a Valladolid?

4º.- Y NO INCLUYE APENAS APOYO A LA ACTIVIDAD PRODUCTIVA: Señor Saravia, vuelve usted a basar toda la actividad económica de Valladolid en el futuro Parque Agroalimentario, un proyecto a muy largo plazo. Incluso por error le había quitado parcelas al parque de proveedores de Renault como se ve en la propuesta. Paraliza la construcción con obra de sustitución de nuevas viviendas, sobretodo en el Centro. Reduce espectacularmente el suelo Urbanizable, una reducción del 70%, pasando de 3.988 hectáreas a 1.172. ¿Es ésta la actividad que merece Valladolid?

5º.- CON UN MODELO QUE CONGELA LA CIUDAD: Verbo, el de congelar, que usted mismo ha utilizado reiteradas veces en su escritos e intervenciones. Agentes económicos cualificados, como la CVE o la Cámara de Comercio, le han recordado las conclusiones de la Declaración de Río, en la 2ª Cumbre sobre la Tierra: “el Desarrollo Sostenible debe apoyarse en 3 pilares: el progreso económico, la Justicia Social y la Preservación del Medio Ambiente” y usted sólo se basa en este último según dicen. Su modelo conservador frena las expectativas de Valladolid y la actividad productiva buscará lugares más favorables para implantarse. Además, usted mismo incumple sus propios compromisos al respecto. Señor Saravia, en el pleno de septiembre de 2015 aceptó la propuesta del PP de poner en marcha un Plan de apoyo municipal a la Industria y a la Innovación y usted mismo quiso que formará parte de este PGOU. Créanos que lo hemos buscado entre los más de 2.500 folios del proyecto y no lo hemos encontrado.

6º.- DE URBANISMO LIMITATIVO: No sólo porque limite la actividad productiva en general, sino que llega a límites mayores. Señor Saravia, ¿no les ha contado a vecinos que finalmente se va a salir con la suya y va declarar un calendario limitativo de actividades en la Plaza Mayor? Queda claro que al final va a declarar que días son feriados y cuales no para actos en la Plaza Mayor. Todo por Decreto municipal.

7º.- CON MÁS CALLES PEATONALES: Tanto en el Centro como en los barrios. No le han dicho la verdad a los comerciantes del Centro. Les dijeron que sólo iban a peatonalizar la calle Regalado y en el proyecto aparecen rutas peatonales que tendrán que aclarar. Calles aparentemente pintadas de peatonal son Felipe II, San Benito, San Ignacio, Ochavo, Plaza Mayor, parte de San Quirce y de la Plaza Zorrilla, etcétera y etcétera.

8º.- Y EL IMPERIO DE LA BICI: Su empeño en declarar a Valladolid “Ciudad Imperial de la Bicicleta” no deja de ser curioso. En Valladolid se usan bicis desde su invención, pero hasta ahora no se habían impuesto tan intensamente como vehículo rey por delante del resto. Pero lo que es peor. También por encima de los peatones. Los ciclistas campan por su respeto por calzadas y aceras sin límite alguno. Y el proyecto que presentan consolida ese imperio de las dos ruedas. Todo ello en una ciudad donde, sin miedo a exagerar, más de un tercio de la población vive de la industria del automóvil y la industria auxiliar asociada. Esperemos que sus decisiones no pongan en peligro su continuidad.

9º.- DONDE EL VEHÍCULO PARTICULAR EMPIEZA A SER UN ENEMIGO: Lo dicen con claridad: quieren desincentivar el uso del vehículo particular para acceder dentro de la ronda interior de Valladolid. Quieren que los autobuses urbanos paren en medio de la calle, aunque generen tapones innecesarios. Quieren que dejemos el coche en la ronda interior y utilicemos el transporte público. Incluso empiezan a dibujar playas de aparcamientos en la ronda exterior. Pero ¿Qué hacemos con los miles de visitantes que llegan desde fuera de Valladolid? ¿Qué hacemos con los que vienen a trabajar al centro y no tienen combinación eficiente de transporte público? ¿Qué hacemos con nuestros mayores que no pueden desplazarse de forma autónoma ni siquiera a la consulta médica? Valladolid es una ciudad a la que no se la conocen grandes retenciones de coches, donde se circula de forma fluida ¿por qué quieren cambiarlo entonces?

10º.- INSISTIENDO EN PROYECTOS ERRONEOS: Tales como el 29 de Octubre, donde siguen insistiendo que, para la regeneración de sus infraviviendas, basta con cambiar las fachadas y los tejados. Además, con todo el coste a cargo del Ayuntamiento. ¿Qué van a hacer entonces con los siguientes barrios a regenerar de la ciudad? ¿Lo mismo? Otro ejemplo es la de la Ciudad de la Justicia, que por su excesiva compactación lo hace casi irrealizable para la administración competente.

11º.- CON CORTINAS DE HUMO: Señor Saravia, es usted un verdadero especialista en desviar la atención de los temas importantes. Con su propuesta de llevar el Museo del Cine al Palacio Real, es decir, un inmueble que no es municipal, vuelve usted a jugar al despiste. Recuerda usted al grupo cómico Les Luthiers, cuando deciden buscar a su país, Argentina, un enemigo y eligen Noruega. Nada mejor que un

conflicto externo inexistente para lograr el fervoroso apoyo de los locales. Pues eso.

12º.- CON INCOHERENCIAS IMPORTANTES: Un claro ejemplo que también le han recordado los agentes económicos: han elegido como zona de expansión con dotaciones de suelo urbanizable el lugar que ha sido marcado por la Confederación Hidrográfica del Duero con riesgos de avenidas de agua por 100 años. O la incongruencia recurrente de apelar a la accesibilidad del Centro urbano y establecer el cruce de las vías por túneles y pasarelas.

13º.- QUE ABANDONA EL PROYECTO MÁS IMPORTANTE DE LA CIUDAD: EL SOTERRAMIENTO: Sólo por este motivo hubiese bastado para que desde el grupo municipal Popular no pudiésemos apoyar este proyecto. Con una importante incoherencia ¿De qué sirve, señor Saravia, que incorpore usted el Plan Rogers al PGOU, si descarta la que era la razón de su puesta en marcha, el soterrar las vías a lo largo del trazado urbano? Tal vez sea porque desde sus altas torres de 12 pisos se podrá contemplar la estación en superficie, la enorme playa de vías y los poco accesibles túneles y pasarelas con los que piensan castigar a los vecinos. Están ustedes cometiendo un error histórico.

En definitiva, un proyecto con gran retraso, con más burocracia e impuestos, que ruraliza a Valladolid sin aportar apenas apoyo a la actividad productiva; Con un modelo que congela la ciudad, de urbanismo limitativo, con más calles peatonales, el imperio de la bici y donde el vehículo particular empieza a parecer el enemigo; un Plan que insiste en proyectos erróneos, con cortinas de humo e incoherencias importantes que abandona el Soterramiento, el proyecto más importante de la ciudad.

Ahí tiene usted, señor Saravia, la otra Trecena, la que no le ha contado a los vecinos. No presentamos enmiendas porque creemos que debería usted retirar el proyecto y pulir todos estos extremos. Además, en el Pleno de aprobación de los Criterios Generales presentamos 60, de las cuales nos rechazaron la inmensa mayoría y las que nos aceptaron, la mayoría las han incumplido en la redacción. Si no retiran el proyecto y deciden pasar el rodillo sin mejorarlo, anunciamos que el grupo municipal Popular presentará alegaciones y enmiendas en los siguientes trámites.

Mientras, por las razones expuestas, nuestro voto será a favor de la libertad, del apoyo de la actividad productiva, a favor del Soterramiento y, por desgracia, en contra del proyecto limitador que ustedes presentan.


Resultados de la votación:

La revisión del PGOU inicial ha sido aprobada por 14 votos en contra (PP, Cs y concejal no adscrito) y 15 votos a favor (PSOE, VTLP y SIVA).