EL GOBIERNO MUNICIPAL NO EJECUTÓ 41 MILLONES EUROS DEL PRESUPUESTO 2015 POR LO QUE DEJÓ DE CREAR MÁS DE 1.000 EMPLEOS EN LA CIUDAD

NOTA DE PRENSA

  • Los populares del Ayuntamiento de Valladolid criticamos la mala gestión municipal del equipo de Puente al considerar que, en momentos de dificultad laboral, el mejor apoyo que se puede dar es la ejecución de las inversiones del Ayuntamiento para crear empleo.

Valladolid, 4 de abril de 2016

Desde el grupo municipal Popular consideramos que la mala ejecución del presupuesto del Ayuntamiento por parte del gobierno municipal encabezado por Oscar Puente es la peor ayuda que se puede dar a casos como el de LAUKI o DULCIORA. “Dejar de ejecutar más de 41 millones de euros es no favorecer la economía local; en definitiva es dejar de apoyar la creación de más de 1.000 empleos en la ciudad”

Además, muchas de las inversiones sostenibles ahora anunciadas ya fueron presupuestadas por el anterior gobierno municipal en 2015 y “el actual gobierno de Puente no ha sido capaz de realizarlas. A modo de ejemplo, alguna de ellas son:

  • Reforma del Parque de Bomberos “Las Eras”
  • Urbanización del Camino de Callejuelas
  • Modificación de las medianas en Parquesol
  • Reparaciones en el Real de la Feria
  • Pavimentación Parque de Las Moreras
  • Urbanización Calles Boedo y Vinos de la Ribera de Duero
  • Escaleras y Rampas en el Barrio Girón
  • Reparación de estructuras y mobiliario urbano en la Plaza de la Solidaridad
  • Obras de aparcamiento en la mediana de la C/ Colombia
  • Finalización de las obras de adecuación de la parcela de la Antigua Hípica para espacio multifuncional del ocio
  • Renovación de equipamientos de aparatos biosaludables en parques y jardines
  • Renovación de equipamiento de juegos infantiles en parques infantiles
  • Ampliación del servicio de préstamo de bicicletas

En el mes de octubre de 2015 Puente “garantizó” que la ejecución sería del 96%, pero se ha quedado en el 86%, 10 puntos por debajo. Por debajo además de la media de ejecución de los años anteriores. Por este motivo sostenemos que “no sólo demuestra su poca eficiencia como gestor de inversiones públicas, sino también como previsor económico”