EL “CAMBIAZO DE LOS TÚNELES DE LA PILARICA” DE PUENTE Y SARAVIA AISLARÁ, COMO MÍNIMO, UN AÑO MÁS A LOS VECINOS Y LE COSTARÁ AL AYUNTAMIENTO UNOS 5 MILLONES DE EUROS

NOTA DE PRENSA:

  • Hace dos años Puente y Saravia boicotearon los túneles que iba a hacer ADIF por 3 millones de euros a su costa, sin aportación municipal, por motivos electoralistas
  • Puente y Saravia denunciaron que eran incompatibles con el soterramiento y con el Plan General

Valladolid, 19 de abril de 2017.

El convenio aprobado hoy en Junta de Gobierno, perpetra el cambiazo de los túneles de La Pilarica que tenía previstos ejecutar ADIF, a su costa hace dos años, y que fueron boicoteados por Puente y Saravia por motivos electoralistas.

Los túneles anunciados el 20 de abril de 2015 por el anterior alcalde, no costaban ni un solo euro al Ayuntamiento y garantizaban la permeabilidad del barrio ya que el paso a nivel no se cerraría hasta la apertura de los nuevos pasos.

Una obra valorada entonces en 3 millones de euros, que ya estaría realizada hace más de un año, y que habría evitado el asilamiento que vienen padeciendo los vecinos de La Pilarica desde el cierre del paso a nivel, a pesar de la promesa de Puente que, micrófono en mano, disolvía una concentración vecinal con la frase textual: “Podéis iros a vuestras casas porque el paso a nivel de Pilarica no se cierra” (mayo de 2015).

Puente y Saravia tildaron los pasos que iba a hacer a ADIF de imposibles por incompatibles con el soterramiento y con el Plan General. Ahora, en cambio, anuncian otros que contravienen el Plan General vigente, sin que esté siquiera aprobado inicialmente su anunciado, y tantas veces retrasado, nuevo Plan General y que le van a costar al Ayuntamiento unos 5 millones de euros (4.850.000 € para la depresión de la Plaza de Rafael Cano y otros 100.000 para el proyecto). Un coste municipal al que hay que sumar el coste del túnel que unirá las calles Andrómeda y Nochevieja, que seguirá asumiendo ADIF y, lo que es peor, en un convenio que declara que hacer pasos bajo las vías del tren es una competencia propia del Ayuntamiento, lo que supone una especie de “regalo” para ADIF.

La decisión de la Junta de Gobierno de hoy pone de manifiesto, una vez más, el abandono del soterramiento por el tripartito encabezado por Puente, aprobando un convenio que va a suponer un gasto público considerable, para no resolver definitivamente la barrera del ferrocarril, dando el cambiazo a unos túneles provisionales de menor coste y compatibles con el soterramiento, por otros definitivos y más caros que sirven al tripartito de excusa para no enterrar las vías.