Del Olmo plantea que tres ciudadanos puedan presentar programas o solicitar consultas

El Grupo Municipal Popular ha propuesto una nueva estructura de lo que puede ser el Reglamento de Participación Ciudadana en la ponencia constituida para reformar este texto que se remonta a 1996. La propuesta del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Valladolid tiene cuatro objetivos: reforzar la participación de la sociedad civil en el ejercicio de las competencias del Ayuntamiento mediante el diálogo civil, regular las iniciativas ciudadanas relativas a dichas competencias, establecer el régimen jurídico de las consultas populares no referendarias y reforzar las entidades, asociaciones y federaciones vecinales del municipio de Valladolid, así como otras organizaciones representativas de interés local.

Valladolid, 31 de octubre de 2019. El marco normativo actual obliga a los poderes públicos a que faciliten la participación de todos los ciudadanos en la vida política, cultural y social. En esta línea, el Grupo Municipal Popular ha presentado una propuesta en la ponencia constituida para reformar el Reglamento de Participación Ciudadana que busca facilitar y reforzar la participación de la sociedad civil en el ejercicio de las competencias del Ayuntamiento de Valladolid.

La presidenta del Grupo Popular, Pilar del Olmo, asegura que “el Reglamento de Participación Ciudadana debe adaptarse a los nuevos tiempos, por este motivo desde el Partido Popular estamos trabajando para proponer a las fuerzas políticas la estructura de lo que puede ser el Reglamento de Participación Ciudadana. El objetivo de las novedades que proponemos es hacerlo más abierto, más moderno y más participativo, abriendo espacios compartidos entre todos para que la voz de los vallisoletanos sea escuchada”.

Con la propuesta del Partido Popular los vecinos de Valladolid podrán participar de forma más directa en los asuntos públicos en la administración municipal y en las decisiones políticas que se adoptan en el Ayuntamiento. Para que esto sea una realidad es necesario que todas las áreas de Gobierno cuenten con un órgano de participación de la sociedad civil democráticamente organizada.

“Queremos animar a los vallisoletanos a que participen y se impliquen en los asuntos públicos. La propuesta que hemos presentado regula tres fórmulas de participación ciudadana: el diálogo civil, las iniciativas ciudadanas y las consultas populares no referendarias”, subraya Del Olmo.

Diálogo Civil

Esta propuesta viene a reforzar, en concreto, el diálogo con la sociedad civil. La propuesta del Grupo Popular recoge que participarán en el diálogo civil las organizaciones sociales presentes en los órganos de participación que existen en el municipio de Valladolid, dando un nuevo impulso a dichos órganos, que hasta ahora solían intervenir solo al final de los procesos y de forma un tanto rígida.

El diálogo civil será obligatorio en la elaboración de planes, programas, estrategias, ordenanzas y reglamentos donde las organizaciones sociales presentes en los órganos de participación podrán realizar aportaciones desde el primer momento y hasta su evaluación final. El diálogo civil será ágil y dinámico, de manera que no se retrasen las actuaciones, y no significará incremento alguno en el gasto público.

Como novedad, se regula la posibilidad de que se alcancen acuerdos del diálogo civil, aunque estos no son el objetivo primordial del diálogo. Un proceso de diálogo civil sobre la elaboración de una norma no acabará con un acuerdo, sino con una norma elaborada en la que han participado, desde el principio y de forma muy dinámica, las organizaciones de la sociedad civil. Los acuerdos son una posibilidad adicional, pensada para ayudar a resolver problemas específicos que puedan plantearse.

La propuesta del Grupo Popular contempla también la creación de una Plataforma del diálogo civil que supondrá un aumento de la transparencia, pues en ella estará toda la información sobre el trabajo de los órganos de participación y el diálogo civil.

Iniciativas ciudadanas

La estructura del nuevo Reglamento que defienden los populares regula, en segundo lugar, las iniciativas ciudadanas. Tanto los vecinos de Valladolid -un mínimo de tres personas físicas, mayores de edad, empadronadas en la ciudad- como las organizaciones de la sociedad civil legalmente constituidas podrán formular estas iniciativas, presentando un texto completo y una memoria justificativa. La concejalía competente admitirá a trámite la solicitud si cumple todos los requisitos. De ser así, la remitirá a las organizaciones de la sociedad civil presentes en el órgano de participación que corresponda por razón de la materia. La iniciativa continuará su tramitación si recibe el apoyo de 4/5 de dichas organizaciones.

La tramitación posterior será como la de cualquier proyecto, pero partiendo del texto presentado, en el que la Administración podrá introducir las modificaciones necesarias, en función de los informes que se recaben y en ejercicio de sus propias potestades.

Consultas populares no referendarias

La tercera figura que presenta el Grupo Popular son las consultas populares no referendarias. Esta expresión se refiere a que las consultas no tienen la naturaleza de referéndum.

Como ocurre con las iniciativas ciudadanas, pueden promover la convocatoria de una consulta popular no referendaria un mínimo de tres empadronados en Valladolid, mayores de edad, así como las organizaciones de la sociedad civil legalmente constituidas. Tras la solicitud de la convocatoria, la concejalía competente será la encargada de su estimación o desestimación. En caso de que sea estimada, la convocatoria de la consulta deberá tener lugar en los tres meses siguientes a la estimación. La propuesta que encabeza Pilar del Olmo prevé para estas consultas un desarrollo fundamentalmente telemático. El resultado de la consulta deberá ser tomado en consideración, sin menoscabo para las facultades de decisión que corresponden a los órganos competentes.

Estas consultas pueden referirse a todo el municipio de Valladolid o a un ámbito territorial inferior, como puede ser un barrio.

Con esta propuesta, el Grupo Popular en el Ayuntamiento de Valladolid impulsa un salto cualitativo en la apertura de la administración local a los vecinos de Valladolid, incorporando al mismo nuevos instrumentos de democracia participativa avanzada, con un triple propósito: paliar la desafección hacia las instituciones de una parte de la ciudadanía, dar a la sociedad civil el protagonismo que reclama y aprovechar el enorme caudal de ideas, experiencias y conocimientos que la sociedad atesora.

Categoría Global: