Moción del PP para mejorar la calidad democrática en el municipio de Valladolid y promover que el Pleno sea eficiente y efectivo (Pleno 7-5-2019)

AL AYUNTAMIENTO PLENO

MOCIÓN DEL GRUPO MUNICIPAL POPULAR PARA MEJORAR LA CALIDAD DEMOCRÁTICA EN EL MUNICIPIO DE VALLADOLID Y PROMOVER QUE EL PLENO SEA EFICIENTE Y EFECTIVO

El Pleno municipal es el máximo órgano de gobierno de un Ayuntamiento donde se toman las decisiones más importantes. Pero al mismo tiempo, y esa es la grandeza del sistema Democrático en España, es el órgano de participación política por excelencia con la presencia de todos los concejales y los grupos en que se integran.

A lo largo de los cuatro años de esta legislatura que finaliza se han celebrado cerca de 60 plenos; los mensuales de naturaleza ordinaria y los extraordinarios que la normativa contempla. Esos plenos han mostrado el estado real de la Corporación y la postura del equipo de gobierno respecto de la oposición democrática a la hora de convenir acuerdos.

Los problemas de los vecinos son más sencillos de resolver cuando su solución se produce con el acuerdo de todos los concejales. Desde el grupo municipal Popular consideramos que, desafortunadamente, los plenos no han sido un instrumento eficaz para llegar a acuerdos de consenso, dado que han sido muy escasos a lo largo de la legislatura. Las decisiones se han tomado de forma recurrente mediante el habitualmente conocido como “rodillo parlamentario” ejercido sin límite por el tripartito de izquierdas del PSOE, Valladolid Toma la Palabra y Si Se Puede. Aunque el “rodillo parlamentario” es una fórmula admitida, esa situación ha provocado que el diálogo entre todos los grupos políticos haya sido muy escaso. La unidad de acción en el tripartito municipal se ha excepcionado pocas veces, lo que ha derivado en la desaparición de una de las formaciones, el sisepodemismo, y la reducción en sus previsiones electorales del tomapalabrismo, para aparente beneficio del partido socialista.

Desde el grupo municipal Popular hemos propuesto 124 mociones en busca del acuerdo y el consenso municipal. Desafortunadamente, solo 44 de esas propuestas lograron alcanzar el acuerdo en el pleno, habiéndose rechazado un total de 80 mociones, es decir 2 de cada 3. Somos el grupo con más propuestas positivas, pero también somos el grupo con más rechazos por parte del tripartito liderado por Oscar Puente.

De nuestras propuestas destacan de manera especial algunas que, a pesar de ser aprobadas en el Pleno, el contenido de sus acuerdos nunca se ha materializado por el gobierno municipal que asumió el compromiso de ponerlos en marcha. A sensu contrario, otro buen número de nuestras propuestas fueron rechazadas por el tripartito y poco después en un ejercicio de fariseísmo político, se materializaban miméticamente en su contenido por el gobierno municipal sin reconocer nuestra autoría. Esta situación falsea de forma preocupante la naturaleza de los plenos y los convierte en un ejercicio estéril de debate que finalmente no tiene validez para el gobierno municipal.

Este hecho se ha repetido de forma recurrente no solo con las propuestas plenarias del Partido Popular, sino que ha sido una constante con los acuerdos y desacuerdos de las propuestas de otros grupos, incluso los presentados por los que apoyaban al gobierno municipal. Un dato más del escasísimo respeto que ha tenido el gobierno de Puente a las decisiones adoptadas en el Pleno.

A este panorama de contradicciones hay que sumar el que posiblemente ha sido el hecho más gravoso ocurrido respecto de las decisiones del Pleno. Han sido cuatro las veces que los Tribunales de Justicia han anulado mociones aprobadas por los votos del rodillo parlamentario que forma el tripartito liderado por Oscar Puente. Preocupante fue la anulación judicial de la declaración del suelo de Lauki abandonado por Lactalis como suelo industrial LÁCTEO, dado que esa estricta declaración no permitió su recuperación como ha ocurrido con los cierres en otros municipios de Vestas, Made o Gamesa, hoy en vías de recuperar su actividad industrial.

Gravoso y muy preocupante es que otras dos mociones propuestas y aprobadas en el pleno por el gobierno municipal haya sido declaradas como inconstitucionales por los tribunales, algo sin precedente en la historia democrática de Valladolid. Una inconstitucionalidad vergonzosa y vergonzante por ir en contra de elementos básicos de la Democracia y el Estado de Derecho. La vulneración de derechos y libertades básicas tales como el derecho a participar en los asuntos públicos, la libertad religiosa, la libertad de expresión y el principio básico de igualdad de todos por considerarse decisiones discriminatorias y desproporcionadas. Unas mociones cuyo resultado final no debería repetirse nunca en el Pleno del Ayuntamiento de Valladolid.

La propuesta de moción que ahora elevamos, quiere promover el compromiso unánime de todos los grupos para que el pleno sea un verdadero órgano de gobierno municipal, el más importante. Pero al mismo tiempo las decisiones que se adopten en el mismo sean ejecutivas y no una simple proclamación política que luego no tiene efectos reales. Para la consecución de este objetivo hubiese sido útil la materialización de la modificación del Reglamento Municipal que estaba en curso, por mandato expreso consensuado y reiterado de todos los miembros del pleno pero que Oscar Puente no quiso llevar a efecto, como otros muchos acuerdos adoptados en el Pleno.

Por todo ello, el Grupo Municipal Popular, y en su nombre su concejal Portavoz Antonio Martínez Bermejo, propone al Pleno del Ayuntamiento de Valladolid para su consideración la siguiente

MOCIÓN

Los grupos políticos y el concejal no adscrito presentes en el Pleno del Ayuntamiento de Valladolid, con el objetivo de mejorar la calidad democrática en el municipio, asumen el compromiso de hacer del Pleno municipal un órgano más eficiente y efectivo. Para ello se comprometen a que los acuerdos políticos que se alcancen en su seno sean efectivos y de obligado cumplimiento por parte del equipo de gobierno municipal en el plazo que se señale.

En Valladolid, a 2 de mayo de 2019

Antonio Martínez Bermejo

Concejal-Portavoz del Grupo Municipal Popular - PP


Resultado de la votación:

La moción ha sido rechazada por 13 votos a favor (PP y Cs), 1 abstención (Concejal no adscrito) y 15 votos en contra (PSOE, VTLP y SIVA).