PUENTE CORTA EL TRÁFICO DE LA CIUDAD POR SU SALUD POLÍTICA, NO POR LA DE LOS CIUDADADANOS

NOTA DE PRENSA:

  • Los niveles de ozono no obligan a cortar el tráfico, ni con ello va a mejorar la salud de las personas.
  • Puente cede a la presión de las minorías radicales que le sostienen en la alcaldía.

Valladolid, 15 de junio de 2017.- El corte del tráfico en el centro de la ciudad anunciado hoy por Puente no tiene ningún fundamento en la protección de la salud. El propio protocolo aprobado por él no exige cortar el tráfico ante estos niveles de ozono, tan solo habla de nivel de aviso. Lo realmente exigible es informar a los grupos de riesgo (niños, mayores, personas con problemas respiratorios, deportistas, etc.), y a la población en general que sigan los consejos de las autoridades sanitarias y ambientales, evitando salir de casa y hacer ejercicio en horas de extremo calor e hidratarse suficientemente.

Además, informes recientes de la comunidad científica como el informe CONOZE, demuestran que registros de ozono en torno a 120 mg/m3, son habituales en la península y las acciones locales no tienen ninguna eficacia para contrarrestarlos. Otra cosa sería si se alcanzaran valores 180 mg/m3 o incluso superiores.

Los niveles que se están registrando en nuestra ciudad son similares a los que se están dando en estaciones del sur de la comunidad, en espacios rurales donde no hay tráfico. De hecho, los contaminantes primarios reducen los niveles de ozono.

Además, se da la circunstancia de que el ozono troposférico se acumula en la periferia de las ciudades y no en los centros urbanos, con lo cual cortar el tráfico en la almendra de la ciudad no parece muy lógico ni eficaz.

Hacerlo encima, sin ofrecer alternativas suficientes de movilidad a las personas nos parece todo un despropósito, máxime cuando Puente es incapaz de sacar toda la flota de AUVASA a la calle por el conflicto que mantiene con los trabajadores.

Estamos ante un episodio de contaminación del propio tripartito, en el que los grupos más radicales que sostienen a Puente en la Alcaldía imponen sus planteamientos minoritarios, en contra del interés de la mayoría de los ciudadanos.

En definitiva, una medida innecesaria e ineficaz que va a perjudicar a la mayoría de la ciudad, que no va a mejorar la salud de los ciudadanos sino, tan solo, la salud política de Puente.