EL GRUPO MUNICIPAL POPULAR ADVIERTE QUE PUENTE PONE EN RIESGO LA CONTINUIDAD DE 100 TRABAJADORES DE LA ACTUAL EMPRESA DE GESTIÓN DEL AGUA

NOTA DE PRENSA:

  • Los Populares hemos votado en contra del documento de subrogación de los trabajadores de Agualid porque creemos no se les está dando toda la información y porque con el aumento de jornada se les puede estar modificando sustancialmente las condiciones de trabajo

Valladolid, 25 de mayo de 2017.- El grupo municipal Popular votó en contra del documento de subrogación de los trabajadores de la actual empresa concesionaria que fue presentado ayer en el Consejo de Administración, al considerar que podría estar modificándose sustancialmente las condiciones laborales de los trabajadores y no advertirles del riesgo que podría suponer perder su empleo en los próximos 3 años.

Los Populares consideramos que se pone en riesgo la continuidad de los trabajadores dado que aproximadamente un centenar de ellos pasarían bajo la condición de indefinidos no fijos, lo que supone que sus puestos de trabajo tendrían que salir a oferta pública en un plazo no superior a tres años y competirían en condiciones de igualdad con “todos los ciudadanos que quisieran optar a esas plazas”. La normativa para los empleados públicos establece que los puestos de trabajo tienen que ofertarse para su cobertura a todos los ciudadanos y cubrirse conforme a los principios de igualdad, mérito y capacidad, sin que pueda existir ningún trato preferente para los que ahora ocupan las plazas.

Por otra parte, los Populares consideramos que se podría estar produciendo una modificación sustancial de las condiciones de trabajo al ampliarse unilateralmente la jornada de los trabajadores desde el día 1 de julio en 2 horas y media semanales, al pasar de 35 a 37,5 horas a la semana. Esa ampliación, sin contraprestación alguna, no sólo altera el régimen de jornada y horario, sino que incluso supone una bajada salarial al cobrar lo mismo por trabajar 10 horas más al mes.

En el grupo municipal Popular consideramos que Puente no tuvo en cuenta este aspecto en el cambio de gestión del agua municipal, creando así un claro perjuicio a 100 familias de la ciudad que ven peligrar su futuro laboral. Los Populares consideramos que, hasta el momento, el cambio de sistema de gestión del agua pública sólo ha servido para perder ingresos, generar más gasto público con nuevos contratos de servicios y, lo que es peor y más duro, poner en peligro el futuro laboral de 100 personas.