LAS IMPROVISACIONES DE PUENTE Y SU EQUIPO EN TRÁFICO PERJUDICAN AL COMERCIO Y LA HOSTELERÍA DE VALLADOLID

NOTA DE PRENSA:

  • El cierre del tráfico los domingos, duplicar el precio de la zona naranja, quitar la bonificación a los diésel, entre otras medidas, hacen daño a la economía de la ciudad y de forma especial al comercio y la hostelería.

Valladolid, 15 de septiembre de 2017.- En el grupo municipal Popular consideramos que todas las medidas anunciadas por Puente y su equipo respecto del tráfico en el centro de Valladolid, así como las nuevas ordenanzas fiscales, perjudican seriamente la economía de la ciudad y de manera especial a sectores como el comercio y la hostelería.

Respecto de suprimir la bonificación a los vehículos diésel, además de volver a imponerse las tesis de Valladolid Toma la Palabra, esta vez de forma muy conflictiva en el gobierno municipal, perjudica a muchos vecinos de Valladolid, que han comprado sus vehículos diésel conforme a las nuevas instrucciones sobre cambio climático en la Unión Europea y en contradicción con los exitosos Planes RENOVE promovidos por el Gobierno de España. Muchos de esos vehículos renovados con baja emisión de CO2 son pequeñas furgonetas de autónomos que utilizan para la distribución de sus productos en el centro de la ciudad y que ahora no tendrán bonificación.

Respecto de duplicar el precio de la zona naranja, los comerciantes ya protestaron por la escasa implantación de esas plazas por el centro de la ciudad, que en principio sustituían las necesidades de aparcamiento que Puente echó por tierra cuando se negó a el Mercado del Val tuviera un parking en sus sótanos. Duplicar el precio, además de tener afán recaudatorio excesivo, los Populares consideramos que no soluciona el problema.

Respecto a cerrar al tráfico los domingos el centro de Valladolid, los Populares consideramos que redunda en el daño a la economía de la ciudad, en este caso fundamentalmente a los hosteleros. Consideran que Valladolid no es una ciudad con severos problemas de tráfico, sobre todo los domingos. Además, los teóricos episodios de contaminación por ozono son los días de diario y en el cinturón de las afueras de la ciudad. Los Populares creemos, que el cierre del tráfico, además de perjudicar a las Pymes y autónomos que abran sus establecimientos en ese día, es un anticipo del deseo del gobierno tripartito de cerrar el tráfico rodado en el centro de Valladolid todos los días de la semana.

Por todo ello, desde el grupo municipal Popular pedimos que el gobierno tripartito municipal de Óscar Puente recapacite y adopte decisiones que sean en favor de los vecinos, la economía y el empleo en lugar de congelar la ciudad y aumentar los impuestos.