MOCIÓN DEL PP PARA PROMOVER LA IGUALDAD DE CONDICIONES EN EL ACCESO A LA UNIVERSIDAD (PLENO 4-10-2017)

AL AYUNTAMIENTO PLENO

MOCIÓN DEL GRUPO MUNICIPAL POPULAR PARA PROMOVER LA IGUALDAD DE CONDICIONES EN EL ACCESO A LA UNIVERSIDAD

La prueba de acceso a la Universidad con los distintos nombres que ha ido teniendo desde su nacimiento -con la ley educativa de 1970- mantiene su esencia de examen que para muchos alumnos condiciona la elección de su carrera universitaria por la nota de corte. Es la llave de muchos futuros.

En 1974 se implanto la Selectividad, posteriormente fue la PAU y este año la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad -EBAU- en Castilla y León.

Las críticas han acompañado a las pruebas de acceso a la universidad desde sus inicios. En los últimos años es recurrente la afirmación de que las diferencias entre las pruebas en las diversas Comunidades Autónomas son sustanciales, con una disparidad importante en los resultados.

Es incongruente y contradictorio que para un distrito único como es el que se establece para el sistema universitario español, ni las pruebas ni las calificaciones sean homogéneas, creando en muchas ocasiones situaciones injustas y por tanto contrarias al principio de igualdad establecido en la Constitución Española.

Analizando los datos de las últimas convocatorias llegamos a una conclusión incuestionable: Castilla y León es una de las Comunidades Autónomas donde las calificaciones medias y el porcentaje de estudiantes con notas altas, son significativamente menores, por lo que podemos afirmar que nuestros estudiantes están siendo especialmente perjudicados en este proceso.

Si se comparan estos datos con los que revela el informe PISA observamos una paradoja significativa. Las bajas calificaciones de Castilla y León, y por tanto de Valladolid, chocan con el hecho de ser la región mejor situada del país en dicho Informe.

El sistema actual de asignación de plazas universitarias no da las mismas oportunidades a los alumnos de Valladolid y de Castilla y León y afecta a la incorporación a todas las titulaciones, pero de forma más relevante a las titulaciones más demandadas y que más nota exigen para poder ingresar, y entendemos que no es acorde a la alta cualificación de nuestros estudiantes.

Hay que ser prudente para valorar esta realidad estadística, pero entendemos que el problema es importante y requiere de un análisis profundo y riguroso. Esta situación afecta a muchos de nuestros jóvenes, a sus familias, y por supuesto a las propias Facultades. Junto a estas razones podemos esgrimir también argumentos económicos, sociales y demográficos.

Estas diferencias no deberían producirse puesto que la normativa básica para el desarrollo del artículo 27 de la Constitución en esta materia es clara. En la elaboración de la orden se ha consultado a las Comunidades Autónomas en el seno de la Conferencia Sectorial de Educación y ha emitido dictamen el Consejo Escolar del Estado.

Por otro lado, se constata en la sociedad y en la Comunidad Educativa una exigencia dirigida a todas las formaciones políticas para alcanzar un Pacto Social y Político por la Educación. Con ese fin -el 1 de diciembre de 2016- la Comisión de Educación del Congreso de los Diputados aprueba la creación de la Subcomisión para el Pacto Social y Político por la Educación. Resulta evidente que las evaluaciones educativas deben formar parte de este debate.

El Ayuntamiento como Administración más cercana a los ciudadanos, no puede ignorar estas circunstancias y no debería eludir su responsabilidad de promover que los estudiantes de Valladolid puedan acceder a una determinada Facultad en igualdad de condiciones que el resto de estudiantes del territorio español.

Por todo ello, el Grupo Municipal Popular, y en su nombre su concejal Portavoz, propone al Pleno del Ayuntamiento de Valladolid para su consideración la siguiente

MOCIÓN

  1. Instar al Gobierno de España, así como a la Comisión de Educación del Congreso y a la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas -CRUE- para que, dentro del Marco para el Pacto de Estado Social y Político por la Educación, se elabore, si es posible, una prueba común y objetiva, y en todo caso homogénea para todo el territorio nacional que garantice una igualdad real en las condiciones de acceso a la Universidad.
  2. Instar al Gobierno de España, así como a la Comisión de Educación del Congreso y a la conferencia de Rectores de Universidades Españolea -CRUE- para que dentro del Marco para el Pacto de Estrado Social y Político por la Educación desarrolle un nuevo método de asignación de las plazas en las facultades de España que garantice que la probabilidad de que un estudiante acceda a una determinada facultad o grado en el territorio español sea la misma, independientemente de la comunidad autónoma donde se hayan realizado las pruebas de acceso a la Universidad.
  3. El Ayuntamiento de Valladolid, insta a la conferencia de Rectores de las Universidades Españolas, CRUE a que, dentro de su marco de competencias, manteniendo la Autonomía Universitaria, y en aras a garantizar una igualdad real en las condiciones de acceso a la Universidad, realice una COORDINACIÓN para que las pruebas de acceso sean homogéneas en todo en territorio español.
  4. Instar al Gobierno de España, así como a la Comisión de Educación del Congreso, para que el Pacto de Estado Social y Político por la Educación, contemple la posibilidad de negociar con los distintos agentes implicados en la misma la forma de acceso a la Universidad, de manera que esta sea lo más homogénea posible en todos los territorios.

En Valladolid, a 27 de septiembre de 2017

Antonio Martínez Bermejo

Concejal-Portavoz del Grupo Municipal Popular PP


Resultados de la votación:

Aprobada por unanimidad con enmiendas.